La "ebriorexia", una nueva enfermedad

ebriorexia-una-nueva-enfermedad-abuso-de-alcohol
A la larga lista de trastornos alimentarios ya existentes, se unen periódicamente otros nuevos, acorde con las modas imperantes en la sociedad y la presión de los medios de comunicación e internet. Uno de los más recientes es la denominada Ebriorexia, un trastorno caracterizado por la asociación de diferentes conductas patológicas que incluyen: 1) No comer sometiéndose a una abstinencia alimenticia voluntaria (anorexia restrictiva), 2) Realizar un atracón y posteriormente provocar el vómito (bulimia) y 3) Abusar de las bebidas alcohólicas (uso peligroso de alcohol, sin dependencia inicialmente, aunque sí a la larga), por lo que el atracón es predominantemente de alcohol. En suma, es una combinación de anorexia, bulimia y alcohol.

Por el momento la ebriorexia (en inglés drunkorexia) no es un término oficial para nombrar al nuevo desorden alimentario, ya que es tan reciente que todavía no está recogido en lasclasificaciones psiquiátricas, ni se espera que se introduzca en la nueva casificación que saldrá en 2013, el DSM-V (Manual diagnóstico y estadístico de las enfermedades mentales, 5ª edición). Pero este es el término que se está adoptando por el momento para denominar el nuevo problema. El síntoma principal de los “ebrioréxicos” es que no quieren comer para poder compensar las calorías que el alcohol aporta. El alcohol es, básicamente, la única fuente de calorías con la que se sustentan, aunque existen casos de mayor gravedad en los que el alcohol es sustituido por drogas, como las metanfetaminas, con la única finalidad de inhibir el hambre.

Los trastornos relacionados con el alcohol son más frecuentes en varones, pero la ebriorexia ocurre mayoritariamente en mujeres (como ocurre con los trastornos de conducta alimentaria, ya que la ebriorexia es un subtipo de esta patología). Los trastornos de la alimentación se ven cada vez más asociados al abuso de drogas y alcohol. Algunos expertos en sociología médica aseguran que la obsesión por estar delgado se asocia a la creciente aceptación social sobre el consumo de drogas y bebidas alcohólicas, produciendo un peligroso cóctel responsable del aumento de la nueva enfermedad.

No hay muchos datos sobre cómo se detecta pero hay que sospecharlo en mujeres adolescentes y jóvenes, muy preocupadas por su imagen corporal y que han reducido peso en los últimos tiempos sin padecer ninguna enfermedad, que tienden a consumir alcohol los fines de semana y en casa a escondidas (es frecuente encontrar botellas o vasos en sus pertenencias o en su habitación, generalmente en escondites), que están cambiando sus hábitos de trabajo o estudio con menor rendimiento y mayor insomnio, que muestran cambios en el carácter con mayor irritabilidad y aislamiento.

El tratamiento debe realizarse por especialistas en psicología y psiquiatría, generalmente en unidades especializadas de trastornos de conducta alimentaria. A menudo requieren también, en algún momento, ingresos en unidades de desintoxicación porque la dependencia a alcohol o a las drogas ya se ha establecido. El apoyo psicológico en forma de grupos de pacientes tanto de trastorno de conducta alimentaria como de deshabituación alcohólica suele estar indicado. Además, es frecuente que sea necesaria terapia individual de tipo cognitivo-conductual o interpersonal. Las técnicas de meditación (mindfulness) también se han mostrado eficaces como apoyo.



Publicado el 15 de octubre por SafeChildren Guardian en la categoría de riesgos


SafeChildren Guardian by Havoc Technologies S.L. SafeChildren Guardian
SafeChildren Guardian es un servicio para ayudar a comprender el mundo digital de nuestros hijos.
@SFChildrenGuard



comments powered by Disqus


Copyright © Havoc Technologies 2015. Contáctanos info@safechildrenguardian.com.