Mamá paga con tarjeta que es gratis

mama-paga-con-tarjeta-que-es-gratis
Lo mejor de los niños es disfrutar de la ingenuidad natural de esa edad en la que todo es “digital”: así, o bien lo es todo, o no es nada, o 0, ó 1. Aún recuerdo cómo mi hija venía del “cole”, tendría unos 3 añitos creo recordar, y me mostraba lo que era grande y lo que era pequeño.

Acompañaba cada uno de los dos adjetivos con gestos para mostrar que realmente algo era muy grande, o muy pequeñito. Así, los brazos, los dedos y la abertura de la boca, junto con la expresión de los ojos, reforzaban el significado, por si no lo entendiéramos.

Es parte del proceso de aprendizaje: se comienza con juegos para ir progresando hacia contenidos y métodos más arduos. Sin embargo, no son más difíciles. Es decir, los contenidos son más complejos conforme nuestros hijos van cumpliendo años. Pero el grado de dificultad puede ser similar si lo comparamos con el grado de madurez intelectual con el que se enfrentan a los nuevos conocimientos.

Por eso, los profesores van adaptando sus métodos, lenguaje y formas a la edad de nuestros hijos. Y ello es porque debe existir siempre un equilibrio entre los conocimientos y la edad y capacidad de quienes deben asimilarlos. Hemos perdido, de manera natural, los recuerdos acerca de la dificultad de aprender incluso lo más sencillo. Y eso hace que a veces no sepamos discernir el grado de madurez de nuestros hijos. Y que por ello obviemos explicaciones que quizá serían necesarias.

¿Un ejemplo? El otro día, esperando a pagar en un hipermercado, una niña de unos 6 años miraba cómo su madre buscaba en su monedero entre billetes y tarjetas de crédito. Finalmente se decantó por un par de billetes a pesar de que la compra no era menor. Vi la cara de sorpresa de la niña por la decisión de su madre. Frunció el ceño y preguntó: “Mamá, ¿por qué no pagas con tarjeta si es gratis?&rdquo

La cara de sorpresa de su madre fue incluso mayor. La situación le hizo gracia y por ello mostró una amplia sonrisa por la candidez de su hija. Ahora bien, espero que proteja sus tarjetas y el acceso de su hija a internet, incluidas las webs de compra On-Line que tanto han proliferado mientras su hija siga pensando que el dinero de plástico es como el del monopoly.

Puede parecer extraño, sobre todo si pensamos en una niña de tan corta edad. Pero asumamos que la niña tiene unos años más, que realizamos compras On-Line, que en alguna ocasión hemos guardado la información del modo de pago en alguna web, voluntaria o involuntariamente, y que la niña puede acceder a internet sin supervisión o limitaciones. Ya tenemos el cóctel perfecto para que nos demos cuenta de que los reyes no existen si llega una entrega por mensajero con el último capricho que nos gustaría comprar pero que no queremos permitirnos.



Publicado el 20 de mayo por SafeChildren Guardian en la categoría de padres


SafeChildren Guardian by Havoc Technologies S.L. SafeChildren Guardian
SafeChildren Guardian es un servicio para ayudar a comprender el mundo digital de nuestros hijos.
@SFChildrenGuard



comments powered by Disqus


Copyright © Havoc Technologies 2015. Contáctanos info@safechildrenguardian.com.