Los Menores. Objetivo del Marketing OnLine

marketing-online-objetivo-menores_55.html

Independientemente de las definiciones de manual, para mí, Marketing significa vender más y mejor. Y para ello sirven infinidad de herramientas, acciones, estrategias. Y de esto, de cómo vender más, sabe mucho Internet. 

 

Seguro que le sorprende que su buscador le sugiera vuelos u hoteles en Mallorca o bañadores estampados justo tras haber realizado búsquedas sobre destinos en los que pasar sus vacaciones de verano. Bueno, para ello, los buscadores se valen de rastrear toda nuestra actividad en Internet para segmentar nuestros gustos y preferencias y crear un perfil de consumidor basado en lo que mostramos a través de nuestra navegación.

 

Esto puede ser útil en caso de que nos interese recibir sugerencias. Y en caso contrario, siempre podemos ignorarlas pues no son excesivamente intrusivas. Además, como ya tenemos un criterio creado como adultos que somos, el riesgo es mínimo, y quizá sólo se quede en una molestia aceptable.

 

Sin embargo, los menores también pueden quedar expuestos a este tipo de sugerencias o incluso a otras que no tienen nada de inocuas o inocentes, como por ejemplo los pop-ups (ventanas publicitarias, normalmente con vínculos a otras webs, que aparecen de forma automática y sin haber sido solicitadas y habitualmente sin vinculación alguna con la web de origen que estamos visitando). En estos casos, lo que tratan de hacer es derivar nuestra atención y navegación a actividades o reclamos que no tienen nada que ver con lo que originalmente centraba nuestro interés.

 

Y si todo quedara ahí, en desviar momentáneamente nuestra atención, no pasaría nada grave. Lo malo es que, en muchas ocasiones, lo que buscan es engañar o estafar directamente. Se trata de reclamos del tipo “duros a cuatro pesetas” con los que ganar un iPhone casi de manera inmediata, comprar artículos, normalmente tecnológicos a un precio muy inferior al de mercado (iPhones, tablets, etc.). Frente a estos “ataques”, muchos de los adultos son inmunes por su desconfianza o experiencia. Pero los menores están en proceso de maduración o aprendizaje, por lo que son vulnerabes o incluso presas fáciles.

 

Lo dicho, estas empresas son expertas en marketing por lo que saben cómo hacer atractivo el reclamo. Y en muchas ocasiones utilizan técnicas demasiado burdas…para un adulto, pero son las que mejor funcionan con los más ingenuos, los menores. Al fin y al cabo, a estos ladrones de guante blanco (son delitos muy difíciles o imposibles de perseguir) les da lo mismo si quien compra es un adulto informado o un menor. Y es que, ojos que no ven…..



Publicado el 21 de julio por SafeChildren Guardian en la categoría de proyecto


SafeChildren Guardian by Havoc Technologies S.L. SafeChildren Guardian
SafeChildren Guardian es un servicio para ayudar a comprender el mundo digital de nuestros hijos.
@SFChildrenGuard



comments powered by Disqus


Copyright © Havoc Technologies 2015. Contáctanos info@safechildrenguardian.com.