¿Qué es eternidad? Pregúntaselo a Internet

que-es-eternidad-preguntaselo-a-internet_37.html

El título de este post viene originado por una noticia de reciente aparición en la prensa internacional sobre una empresa de citas en internet que había utilizado para su publicidad la fotografía de una adolescente que se había quitado la vida recientemente tras sufrir acoso cibernético (cyberbullying).

Es, desgraciadamente de actualidad por dos razones:

  • La falta de privacidad de los contenidos subidos a la red
  • El cíberacoso que pueden sufrir nuestros hijos.


Hoy, prácticamente todos los menores cuentan con un móvil con cámara de fotos y una conexión a Internet. Además, les gusta compartir información con sus amigos y lo suelen hacer a través de Internet. Lo que la mayoría de ellos y de sus padres desconocemos es que lo que suben a Internet quedará allí para siempre...para toda la eternidad. Y eso independientemente de que más tarde se arrepientan de lo dicho, de la imagen colgada, del comentario a favor o en contra de algo o alguien, etc. Pero lo peor es que todo lo colgado en Internet, o casi todo, es público; es decir, cualquier persona, empresa u organización, de cualquier signo o con cualquier propósito puede utilizar nuestras imágenes o comentarios. Sí, cualquiera y de cualquiera de los contenidos que nosotros hemos subido a Internet tan alegremente.


El caso comentado al principio, el del uso de una imagen de un particular por un tercero, sin su consentimiento previo es completamente LEGAL, pues así nos lo hacen constar en la letra pequeña que aceptamos en un click sin haberla leído previamente cuando accedemos a usar una aplicación por primera vez. Los contenidos que colgamos pasan a ser propiedad de quien los aloja (Google, etc.) en Internet. Y contra eso no hay nada que hacer...excepto no compartir tan alegremente dicha información.


La red se molestó porque la menor de la fotografía se había quitado la vida recientemente pero dudo que la repercusión hubiera sido la misma en caso de no haber sido así.


Y con ello llegamos al punto B) En Internet, el anonimato es fácil de obtener pues no tenemos necesidad de dar nuestros datos verdaderos al abrir una cuenta. Esto hace que quien quiera hacer el mal lo tenga mucho más sencillo. Pensemos en el acoso escolar: Internet permite ejercer acoso sin necesidad siquiera de enfrentarse al acosado. Es decir, confiere un plus de valentía adicional: si nadie sabe quién soy, puedo hacerlo pues no me pillarán ni tengo que decirlo a la cara.


Como padre me preocupa que mi hija pueda poner a disposición de TODO EL MUNDO información suya, mía o incluso de personas de su entorno sin consentimiento previo. Pero más aún, me preocupa que puedan acceder a ella sin control. Yo mismo recibo spam todos los días: aparte de la molestia de borrarlos, los mensajes que me llegan son inocuos y de contenido publicitario. Pero me pregunto, ¿en manos de quién está mi cuenta de correo? Y, ¿quién tiene acceso a la información sobre mí que circula por internet? Recordemos que cualquier noticia, una simple competición deportiva en la que hayamos participado, la pertenencia a una sociedad mercantil, una opinión vertida en un foro, etc. pasan a formar parte de nuestra “historia virtual”.


En fin, que mejor ser conscientes de las implicaciones de nuestros actos virtuales y los de nuestros hijos para tener un mejor criterio a la hora de subir información a la red.

 



Publicado el 01 de octubre por SafeChildren Guardian en la categoría de padres


SafeChildren Guardian by Havoc Technologies S.L. SafeChildren Guardian
SafeChildren Guardian es un servicio para ayudar a comprender el mundo digital de nuestros hijos.
@SFChildrenGuard



comments powered by Disqus


Copyright © Havoc Technologies 2015. Contáctanos info@safechildrenguardian.com.